martes, 10 de enero de 2017

Adiós, Dish

Contraté Dish allá por abril o mayo de 2009, no me acuerdo bien. Se trataba de un servicio novedoso, y que tenía los contenidos de TV de mi agrado, además de pocos anuncios e infomerciales. Pasando el tiempo, se volvió muy chocante. 

Quitaron canales buenos y pusieron canales basura. Aumentaron los comerciales y cortaban la programación. Lo más irritante fue que se hizo comparsa de la campaña electoral de un agrio gobernador poblano, los comerciales de asepxia, y los cortos de un luisito sangrón.

Harto de eso, decidí dar por terminada mi relación comercial con Dish. Para ello, es necesario e indispensable leer y entender el contrato. Como ya había superado los 18 meses forzosos (condición de permanencia que debe ser prohibida por  la Ley), comencé a analizar el proceso de cancelación.

Lo primero, es entender cómo funciona eso de los cobros. La empresa cobra por mes de servicio vencido. En la página de Dish, en la sección de legales encuentras varios documentos. Destaca el llamado Código de Prácticas Comerciales. Dicho documento señala:

Apartado 9.5 - Ciclos de facturación _ Establece como tales, los días 02, 06, 08, 10, 12, 14, 16, 18, 22, 24, 26 y 28 del mes. Esas fechas son establecidas en el contrato, o el dato te lo dan en el teléfono de atención a clientes. Si tienes vinculado el cobro en el recibo telefónico de Telmex, verás el ciclo en la sección de servicios adicionales; por ejemplo, revisando varios recibos, obtienes el dato:

periodo 09/10-08/11
periodo 09/08-08-09
periodo 09/07-08/08

Así, se tiene que en mi caso, la fecha de corte es el día 08 del mes.

Apartado 16.1 - Vigencia - Dice que se prorroga el contrato por 6 meses más; Pero el contrato dice que se puede cancelar en cualquier momento una vez concluido el plazo forzoso. Lo que vale es lo que señala el contrato, si éste no dice nada de la prórroga, no pueden invocar eso para obligarte a permanecer con el servicio, y menos para seguirlo pagando.

Apartado 16.2 - Cancelación del contrato - Dice que la cancelación será efectiva 60 días después de la solicitud, debiéndose pagar los dos meses adicionales del servicio. Al igual que lo anterior, el contrato no dice nada de eso, por lo que la cancelación es efectiva de inmediato.

Como el servicio se cobra por periodo completo (en mi caso, del día 09 del mes anterior al 08 del mes siguiente) y no hay reembolsos parciales, lo procedente es hacer el proceso un mes antes. Así, realicé la llamada de cancelación al teléfono 01.55.9628.3474 el día 04 de diciembre.

Obvio, te ponen peros y trabas, te invocan el Código de Prácticas Comerciales para enjaretarte primero 6 meses de prorroga; luego salen con lo de los dos meses. Pero como yo ya había estudiado tanto ese código como el contrato, no pudieron argumentar la permanencia forzosa. Luego viene el convencimiento, ofreciendo sus "paquetes premium" y meses gratis de servicio. La cosa es estar firme en la decisión.

Así las cosas, quedó asentada la solicitud de cancelación. Es indispensable pedir a la persona que atiende, su nombre y el número de folio de cancelación. Hecho lo anterior, se convino entonces que el servicio concluiría el 08 de enero siguiente, teniendo la empresa 5 días hábiles para recoger el equipo (antena, tarjeta, decodificador y control remoto); y de no ir por las cosas, se debe reiterar la petición al teléfono de cancelación.

Por si las dudas, envié además un mensaje por correo electrónico a la dirección contacto.ejecutiva@dish.com.mx , con la siguiente información:

∙ Motivo por el cual se desea rescindir el contrato;
∙ Nombre completo;
∙ Número de subscriptor o cliente; 
∙ Número de receptor;
∙ Número de tarjeta inteligente;
∙ Nombre de la persona que te atendió y el número de folio de cancelación;
∙ Número de folio de contrato, y
∙ Fecha de corte.

De igual manera, llamé al teléfono de cancelación, verifiqué que hayan recibido el mensaje, y pedí el nombre de la persona que me atendió.

En mi caso, recibí un mensaje de texto de la empresa, el día 07 de enero de 2017, en donde me indicaban que pasaría el técnico por las cosas el día 09 de enero. Y el día prometido, llegó el técnico, revisó las cosas y me entregó mi hoja de cancelación.

Por la fecha de corte, y al estar vinculado el cobro en mi recibo de Telmex, el último pago se reflejará en mi recibo del mes de febrero de 2017.

Y, pues así las cosas, ya ha sido formalizado mi divorcio con Dish. Sin tanto lío.

Gracias por todo, Dish.

lunes, 2 de enero de 2017

La aerodinámica en los cascos de motocicleta: El

Cuando reinicié mis andares en motocicleta por carretera, primero en la Yamaha Maxim y luego en la Suzuki Vstrom, usaba el confiable casco Grex RF2. Muy cómodo pero ya en altas velocidades (entre 100 a 130 kph) la corriente de aire hacía bambolear mi cabeza y ya en cierto momento eso resultaba incómodo.

Al pasar casi 3 años de haber comprado el Grex RF2, adquirí el Grex Kinetic, el cual como casco nuevo, tiene sus ventajas. Pero algo que trae y que definitivamente es la diferencia, es un pequeño apéndice en la parte posterior:

A la izquierda, el Grex RF2; a la derecha, el Grex Kinetic

Ese pequeño spolier o alerón, tiene en principio la función de expulsar el aire caliente del interior del casco, además de resultar estéticamente agradable. Pero su trabajo es más importante de lo que parece.

En el sitio caranddriverthef1.com, explican la tarea que tuvieron los técnicos para resolver el problema de vibraciones que presentaba el casco del campeón de motociclismo Jorge Lorenzo. Descubrieron que detrás del casco de serie, se generaban recirculaciones y turbulencias al ir en marcha. La solución que hallaron fue adicionar un pequeño alerón en la parte trasera del casco, lo que supuso la eliminación de las turbulencias así como una reducción de la resistencia aerodinámica, logrando con ello una velocidad punta de 5 kilómetros / hora mayor.

Personalmente puedo afirmar que, ese pequeño alerón, efectivamente elimina la turbulencia al ir en marcha. El bamboleo de la cabeza es prácticamente nulo haciendo los viajes más cómodos.

Casco Grex RF2 sin alerón.

¡La maravilla que puede hacer un pequeño apéndice colocado estratégicamente en la parte trasera del casco!

Casco Grex Kinetic con alerón en la parte posterior.

He rodado entre 100 a 190 kph, y las turbulencias son casi nulas. El alerón no lo he visto en otros modelos de casco de diferentes marcas y precios. Es curioso que cascos de clase premium (los que cuestan más de 5 mil pesos mx) carezcan de ese alerón de serie.

Lo que no puedo afirmar es que haya alguna ganancia de velocidad punta. Ya con que las turbulencias y el bamboleo se neutralicen es ganancia.

Mi recomendación, es adquirir cascos con alerón siempre y cuando hagas rutas en carretera y a velocidad permitida; o bien, preguntar a tu vendedor si cuenta con ese aditamento como accesorio.

Vale la pena hacer esa inversión.

domingo, 4 de diciembre de 2016

Ay, nissan mexicana, ya ni la amuelas

Pues bien, recibí una carta de nisasan mexicana. Con letras grandes, muy grandes, bastante grandes, dice: "Gracias por ser parte de nuestro camino - reservado para tu nuevo nissan". Se trata del famoso bono de lealtad.

¡Wóoorales! Me emocioné mucho. Pensé que me habían seleccionado para algún premio, una magnífica promoción, o un muy buen descuento para comprar coche nuevo. Y abrí el sobre. ¡Oh, desilusión!

(letra grande) "Reconocemos tu preferencia" (letra chica) "con un bono de $2,000 hasta $10,000"

Ya valió madre todo, lo que se dice todo. Y con letra aún más chica sólo visible con lupa, explican que te dan el bono dependiendo el modelo (costo) del coche a comprar. ¡Ah! Pero el bono sólo se puede usar en compras de riguroso contado (excluyen compras con tarjeta de crédito, tarjeta bancaria, crédito automotriz o transferencia); para pagar las comisiones si se compra mediante credinissan (la financiera propia de la marca), o para pagar subastas en sicrea (la compra de coche por suscripción autofinanciamiento).

M'ta madre...O sea, que las posibilidades de usar ese recurso son muy bajas y condicionadas a aplicarlo únicamente con servicios de la empresa. Bueno. Lo peor viene acá:

La carta tiene una lista de modelos y el monto a aplicar del jugoso bono. Obvio, los que reciben el monto mayor, son los vehículos de más de medio millón de pesos, y en el caso del Tiida, sólo dan pedorros dos mil pesos.

Vamos, te quieres comprar un Versa o un March o un Sentra. Te dan 3 mil pesitos. Con eso no alcanzas a pagar ni las comisiones de credinissan ni adelantar un pago para la subasta. Vamos a suponer que te los quieres ahorrar del pago de contado. ¿Quien en su sano juicio va por la calle con más de 150 mil pesos en efectivo? Y aún así, las agencias andan escasas de carros, porque jamás hay el que tú quieres. Sólo hay el que te quieren vender. Veamos esta situación ficticia:

-Señor, buenas tardes. Tengo en este portafolio $178,900.00 mxn para comprar el Versa austero, el más baratón de la línea. Y traigo mi bono de lealtad para obtener mi jugoso descuento de tres mil pesotes para pagarles solo $175,900.00 mxn. Lo quiero en color plata.
-Huy amigo. Dése color no hay. Solo hay blanco, y rojo burdeos.
-¿Y para cuando tienen el plata?
-Tal vez para febrero o marzo..
-Pero el bono solo vale hasta el 2 de enero...
-¿Por qué no se lleva el blanco? ¡Está retechulo de bonito!
-Uh, no. Mejor veo otras opciones...

He sido cliente de la marca desde 2003, cuando compré mi primer carro nuevo, un Platina; luego en 2009 compré el Tiida. Siempre he llevado los carros a servicio a la agencia. 16 años de cliente de la marca y su bono de lealtad me parece grosero. Y no dudo que haya personas con más años que yo con la marca. También a ellos les ha de parecer una bofetada ese bono de lealtad.

Con las condiciones que ponen para aplicar ese bono, mínimo debiera ir de los 10 mil a los 25 mil pesos. Con bono así, que se supone que va para clientes selectos, mañana mismo iría por un carro nuevo.

Pero así, pos no.

miércoles, 26 de octubre de 2016

Mica de repuesto para el casco Caberg Duke

Para el casco Caberg Duke, la mica de reemplazo es la número 052547, viene clara.


 En el empaque, el código es A6480D8


Adquirí tanto la mica como el Pinlock en motorush; es un sitio web mexicano de venta de accesorios; tienen buen surtido y es segura la compra, ya que admiten pagos con paypal. Paypal garantiza que, si la compra no llega o es defectuosa, puedes pedir el reembolso.

domingo, 2 de octubre de 2016

Numeros de repuesto de pantalla para cascos Grex modelo Kinetic y modelo RF2

El casco para motociclista es un aditamento indispensable de seguridad; pero es poco útil si la pantalla (mica, visera) se daña, rompiéndose, rayándose o perforándose. Para ello es requerido contar con partes de repuesto, lo cual sería ideal conseguir desde el momento mismo en el que se adquiere el casco, ya que por su propia evolución, dejan de fabricarse y son difíciles de conseguir.

En el caso de los cascos Grex, tenemos que son fabricados por Nolan. Aquí la cosa es más sencilla porque algunas partes son compatibles entre ambas marcas  de casco.

En mi colaboración del 02 de abril de 2013 comenté acerca del casco Grex RF2, muy bueno me resultó, pero ya con 3 años de uso presenta fatigas, una de ellas es que ya no aprisiona tanto como antes, y al ir en carretera el ruido del aire ya resulta molesto (aparte de que el interior no es removible y no es lavable).

Toma en cuenta, que todos los cascos tienen caducidad.

Así, me decidí por el modelo actual que es el Grex Kinetic, que resultó ser un poco más grande que el RF2, pero si tiene interiores removibles y lavables.


Bien. para encontrar la pantalla que corresponda a cada modelo, debemos fijarnos, primero, en los dígitos que tiene marcado en el lado derecho del casco, a saber:

En el caso del RF2, los dígitos son 052455. En el caso del Kinetic, los dígitos son 052545. En la foto se muestra el que corresponde al Kinetic.


El código que corresponde al RF2 es el que muestra la imagen:


El código que corresponde al Kinetic, es el que muestra esta otra imagen:


Como se observa, ambos muestran la letra N, que corresponde a Nolan; y la letra G, que corresponde a Grex.

Como lo había comentado, el modelo RF2 ya dejó de fabricarse hace tiempo. Incluso, en el sitio oficial de Grex ya ni siquiera aparece ni como modelo descontinuado; y el Kinetic aparece como modelo G9.1 Evolve. 

Así entonces, la pieza de repuesto para la pantalla del Grex RF2, es NFR-FR2, dígitos 052455

La que corresponde al Grex Kinetic es la NFR.N91/EVO/N90/N91/G9.1/EVOLVE También resultan compatible las series N103/N102/N101/N100/N90, dígitos 052545.

Ya con estos datos, puedes conseguir la pantalla de repuesto, incluso el aditamento Pinlock que sea compatible con las series ya señaladas. En mi caso, adquirí el Pinlock para Nolan N100/N101/N103/N90/N81e/X1001/X1002, y le quedó perfectamente a la pantalla del casco Grex Kinetic.

¿Qué es Pinlock?

Es un aditamento que se fija en unos soportes que están al interior del casco. Es una pequeña lámina plástica que propicia una cámara de aire entre el exterior y el interior de la pantalla y evita el empañamiento en condiciones de frío o de lluvia.


Se alcanza a observar el Pinlock ya instalado en la pantalla del casco.

Pero, ¿qué sucede si no hay el Pinclok adecuado para el modelo del casco? Bueno, hay algunas alternativas que son adheribles y que dan un buen resultado, tales como pinlock progrip 3000, o el fogcity. En este vídeo se observa la instalación de un producto alternativo progrip:


Con estas recomendaciones, ya tienes manera de conseguir la mica de repuesto para tu casco Grex RF2 o para el Grex Evolve Kinetic; así como el aditamento Pinlock para mejorar el manejo en frío o en lluvia.

domingo, 4 de septiembre de 2016

Lubricante para cadena de motocicleta.

Lo único tedioso de la motocicleta, es tener que estar limpiando y lubricando la cadena a cada rato. Este servicio es cada 600 a 1000 kilómetros recorridos, o antes si se ha circulado en lluvia, en humedades o en terreno polvoso.

Por desgracia, aún no se inventa la cadena "libre de mantenimiento", o que al menos requiera de servicio cada 5000 kilómetros. Mientras tanto, a lubricar a cada rato.

El proceso es simple: aplicar el desengrasante, lavar, enjuagar y secar. Ya seca, se aplica el lubricante.

Lo que más odio de lubricar la cadena, es que al momento de trabajar salpica el lubricante por todos lados, se escurre en la llanta (goma, neumático), salpica al motor, salpica los escapes, y salpica en mi trasero. Lo peor es cuando el lubricante cae en el escape. Cuando este se calienta, humea y apesta, haciendo parecer la moto como si estuviera en pésimas condiciones mecánicas.

Probé este producto, Chain Guard, el cual es indicado para cadenas de motocicleta, pero su consistencia líquida precisamente causa el efecto de escurrimiento y salpicadura:


Este otro producto, SaBesto HHS 2000 by Wuth, me lo recomendaron. Al aplicarse es líquido, y en pocos minutos adquiere una consistencia chiclosa, se pega al metal de la cadena, no escurre, pero al igual que el producto anterior, al momento de trabajar la cadena se bota por todos lados, causando el efecto salpicadura:


El mejor producto lubricante que he probado, es este:


Zhen Moto SPR Adherente. Este producto es genial. Se aplica en líquido y casi de inmediato adquiere una consistencia cerosa blanquecina. Al trabajar la cadena no escurre ni salpica; y dura bien entre los servicios de lubricación. Sin duda, para mí este es el mejor.

viernes, 1 de julio de 2016

Síntomas de falla de la batería de la motocicleta. La sulfatación sí tiene remedio.

Temas y contenidos; consejos y gurús sobre el tema de las fallas de la batería de la motocicleta hay decenas, cientos, miles.

Los gurús siempre van a decir que cuando la batería falla, es porque ha fallado el sistema de carga de la moto. No siempre es así.

En mi aportación por qué falla la batería en las motos v twin expliqué que en motos de alta cilindrada, el uso urbano y de pocos kilómetros, impide que la batería cargue bien y por completo. Una moto de esa clase debe circular al menos 40 kilómetros de distancia a unos 4000rpm para una carga regular de la batería.

También acá explican las "fallas" más comunes de las baterias. Aunque es de la casa Yuasa, aplican los mismos principios para cualquier marca de batería.

¿Qué sucede en esos casos, cuando la batería no se carga por completo o la moto se usa escasamente? Todas las baterías que operen con ácido, tienden al paso del tiempo a sulfatarse, sin importar la clase (AGM, gel, húmeda, etc.). Puede ser por la parte externa, en los bornes, la cual es fácil de detectar y de limpiar.

Pero al interior de las baterías también ocurre el fenómeno de la sulfatación. En palabras simples y llanas, es la formación de capas de esponjas entre las placas de plomo originadas al propio proceso de carga y descarga, que a la larga perjudica el rendimiento de carga y de rendimiento de la batería.

Tales capas, al irse creando sumado al mal hábito de no tener la batería siempre cargada o al menos aprovechada, dá como resultado que a cierto tiempo disminuya la capacidad de almacenar energía. Es como llenar una botella con agua del río: la sedimentación normal poco a poco va disminuyendo la capacidad de agua a almacenar en la botella.

Así pues, mientras más sulfatación haya en las celdas interiores de la batería, menor es su capacidad de almacenar energía.

Al ser un proceso interno, no se puede ver y de súbito, la motocicleta deja de funcionar. Eso fue lo que me ocurrió este martes pasado (160628), al tratar de encender la moto, no prendió. Y pensé que era la batería que ya había dado de sí, puesto que:

  • La instalé nueva y debidamente activada y cargada, en noviembre de 2014 (Yuasa clase AGM sellada);
  • Tenía semanas que la intensidad de las luces variaba al acelerar;
  • Tenía semanas que al dar marcha, el indicador de la gasolina parpadeaba;
  • Tenía semanas que el claxon sólo sonaba solamente acelerando;
  • Tenía semanas que al accionar la direccional, el freno o el ventilador, se bajaba la intensidad de luz de los faros principales;
  • Tenía semanas que el zumbido de la bomba de gasolina, era intermitente;
  • Tenía semanas que el ralentí estaba inestable;
  • Había semanas enteras en que no usaba la moto...


Comencé a buscar entonces el repuesto de la batería. La hallé a precio (casi 2000 pesos mexicanos) del mismo tipo y clase que lleva de origen. Comencé a buscar información respecto a posibles fallas en las baterías, y encontré los temas sobre sulfatación, así como medios para "revivir" baterías.

En el caso de la que lleva mi moto, es de clase sellada, por lo que ni la pena vale hacer eso de destaparla, echarle agua, drenarla, echarle ácidos, drenarla, ponerle agua, ponerle una carga brutal de 16 amperes, y ver si jala.

Pero, existe algo llamado cargadores inteligentes. Estos aparatitos tienen una doble y hasta una triple función: lanzan pulsaciones de carga para desulfatar, proporcionan carga a intervalos, y mantienen la carga a un nivel constante.

Una explicación para eso de desulfatar la hallas acá. Básicamente, lo que hace el aparatito es lanzar pulsos de modo tal que rompen los cristales que forman las esponjas de sulfato. Posteriormente, comprueba mediante impulsos si la batería es capaz de retener la carga. De ser así, prosigue con la carga y, al concluir, mantiene la carga a nivel constante (modo flotador)

¿Quieres fabricar uno por tu cuenta, hacerlo como hobby, o como negocio? En este blog te enseñan cómo fabricar uno de clase automático. Aunque en realidad no son caros; en Autozone, por ejemplo, los hallas entre 600 a 800 pesos. Acá vemos como jala eso de desulfatar:


Está en inglés, pero los dibujitos y las animaciones que tiene explican el procedimiento.

Ya con esas explicaciones, me dí a la tarea de usar un cargador inteligente que había comprado en Autozone, en noviembre de 2014, de cuando recién activé la batería. Obvio, es un cargador de 1.5a que es ideal para baterías de moto. Por lo que hay que evitar los cargadores de batería para coches, elige para estas tareas los cargadores de clase inteliente. El cargador indicaba que tenía la capacidad de desulfatar, así que manos a la obra.



Lo primero, fue quitar la batería, y ponerla a cargar. Se tomó en modo de desulfatación y carga, desde las 4pm hasta las 8am del día siguiente. La dejé desconectada de las 8am a las 4pm, que fue cuando la volví a colocar en la moto.

¿Por qué tomó tanto tiempo? Pues bien, los pulsos son de baja intensidad, algo así como 1.5 amperes por hora. La caja de la batería indica que la carga lenta a 1.4 amperes toma 10 horas; más el proceso de desulfatación. 

La clave es la carga lenta.

El resultado fue simplemente satisfactorio. La moto funcionó igual que cuando recién le puse la batería nueva: cero variaciones de la intensidad de la luz, claxon y ventilador funcionando sin afectar los componentes de la moto, ralentí estable.

Supongo que sí estaba afectada por la sulfatación, y como la carga normal de la moto no es suficiente par tronar las esponjas de sulfato, la batería iba acumulando "sarro" o sedimentación. Dice al respecto Yuasa (sección sulfatación y congelación), que sus productos AGM cuentan con una fórmula química especial llamada «Sulphate Stop » (detención del exceso de sulfatación). Esto reduce drásticamente la formación de cristal de sulfato en las placas de la celda, lo que se traduce en una vida útil de la batería más larga.

La batería nueva me acaba de llegar; pero no la pienso activar aún. Supongo que la batería que tiene la moto, al estar limpia de sulfato, puede volver a funcionar unos 3 meses o tal vez más. Pero Yuasa (sección B almacenamiento de baterías secas) señala que el periodo máximo de almacenamiento de las baterías de carga seca antes de que se pongan en servicio llenándolas de ácido es de 24 meses. Según la placa de fabricación de la batería que compré, es de abril de 2015.

Supongo que es el periodo en el que sabré si la pila que puse en 2014 murió o sigue funcionando.

Para que eso no vuelva a ocurrir, me he propuesto que, al menos cada dos meses, poner la batería en manos del cargador inteligente. No pasa nada si la dejo conectada varias horas: su sistema permite que al concluir la desulfatación y la carga, comienza el modo de flotación, así que solamente envía la energía adecuada para que la batería se mantenga siempre al voltaje correcto (13.6v constante)

Por desgracia, o por ventura, aún no existe la tecnología para que haya baterías para motocicleta que sean de "poner y usar". Todas se descargan por el almacenamiento y requieren de una carga preliminar antes de ser instaladas. Y la carga preliminar toma varias horas (en eso llevan ventaja las baterías para automóviles, que sí son 100% de poner y usar)

La fecha de fabricación sí importa.

Por último: En varios sitios dónde preguntan sobre la duración de una batería de motocicleta, nunca se refieren a la fecha de fabricación, ni del periodo de almacenamiento; dando por hecho que la vida de la batería comienza a partir de que es activada o instalada en la moto. No es así.

Yuasa señala  respecto al almacenamiento:


  • Las baterías húmedas deberían instalarse 15 meses después de su fabricación. Si fuera posible, en el momento de la instalación, la tensión debería ser superior a 12,4 V (en el peor de los casos superior a 12,25 V).
  • Los comprobadores de conductancia digitales (multímetros) no están diseñados para comprobar baterías nuevas; Las lecturas de los CCA (amperios de arranque en frío) o del estado de una nueva batería no deben considerarse como una guía fiable de las especificaciones de la batería nueva
  • El periodo máximo de almacenamiento de las baterías de carga seca antes de que se pongan en servicio llenándolas de ácido es de 24 meses.
  • Si el precinto estuviera dañado, las baterías deberán humedecerse inmediatamente y, a partir de entonces, el producto se tratará como baterías cargadas húmedas.


Entones, ¿cómo te das cuenta de la fecha de fabricación de una batería?


  • Primero, por el precio. Baterías muy baratas, o en descuento, probablemente se trate de saldos o piezas con mucho tiempo de almacenamiento.
  • Segundo, por la fecha de fabricación. Puede que esté en una etiqueta adherida a la batería o a la caja en la que viene embalado el producto.
  • Tercero, si no tiene la etiqueta, hay que ver la fecha de fabricación que viene grabada en las baterías de marca (las que son "genéricas" carecen de ese dato, razón para dudar de la fecha de fabricación):


Para interpretar la fecha de fabricación, es cosa de leer los números en los diales: Uno tiene numeración del 1 al 12, que representa los meses del año. El otro indica número del 13 al 18, que representan los años. Las flechas marcan el número 4 y el 15; por lo que sabemos que fue fabricada en el mes de marzo abril del año 2015.

Por tanto, esa batería nueva y sellada, caducará después del mes de abril de 2017, que son los 24 meses del periodo máximo de almacenamiento. Esto es, después de esa fecha su duración en funcionamiento puede resultar menor al esperado. Por ejemplo, si se hubiera activado y puesto en funcionamiento en abril de 2015, su duración en operación sería de más o menos dos años y medio.

Así las cosas, también hay que preguntar la vendedor acerca de la fecha de fabricación de la batería. Un vendedor honesto debe tener el dato o por lo menos saber cómo encontrarla e interpretarla.