lunes, 2 de octubre de 2017

Y así es como llega el ransomware.

Desde los albores de la masificación de la Internet, los programas maliciosos han estado ahí para hacerle saber a la humanidad que es cierto lo dicho por los papás y las mamás: Jamás aceptes algo de un extraño.

El caso del malware I Love You (VBS/Love Letter) causó problemas, muchos. Que llegue una carta de amor siempre es emocionante y excitante. Abrirla y que infecte al equipo lo es más. Y mucho más cuando todos los datos se pierden o son robados. ¿Quién te lo manda aceptar algo de un desconocido?

Y la humanidad no aprendió. El hecho aquel ocurrió en 2000, y desde 2013 a la fecha han habido otra serie de malosidades que ya no solo se conforma con hacerle ver su suerte al incauto: Ahora le secuestran sus equipos y sus contenidos.

El proceso ése se llama Ransomware. Básicamente consiste en la recepción de un mensaje redactado con técnicas de ingeniería social (alarmista, convincente, suplicante, sugestivo o sugerente, etc.), e invita a descargar un archivo adjunto o hacer clic en un enlace.


El mensaje puede provenir de suplantantes, esto es, usurpan identidades de oficinas del gobierno, comerciantes, prestadores de servicios, postulantes, o hasta conocidos. Usualmente es dirigido a instituciones o cuentas corporativas.

Primera línea de defensa: Jamás abrir archivos adjuntos no solicitados, mucho menos provenientes de remitentes desconocidos. Mucho menos hacer clic en enlaces embebidos en los mensajes.

Ya si tanta es la curiosidad, no intentar abrir o ejecutar el archivo sin antes escanearlo dos o tres veces con un antivirus actualizado o uno de la nube. 

Segunda línea de defensa: Puede servir echar un vistazo a la cadena de remitente - destinatario. Usualmente, quien remite el ransomware se manda una copia del mensaje a sí mismo para seguimiento de la infección.


En el ejemplo, el aviso es alarmista advirtiendo un posible cierre de una cuenta, y para evitar ese cierre invita a dar clic en en enlace o descargar el adjunto. En otros casos puede ser el envío de una currícula laboral, un estado de cuenta, una notificación, fotos, programas, porno, actualizaciones, etc.


Hay muchas maneras de hacer que la gente se vea tentada a descargar el adjunto o hacer clic en el vínculo.

Hecho clic en el enlace, o descargado el adjunto, comienza el proceso de infección, que es tan silencioso que los antivirus no lo detectan. Al paso de unos cuantos minutos el equipo inicia un proceso de reparación automática que en la realidad es el ransomware encriptando los archivos de la máquina del usuario.

La encriptación hace inaccesible el acceso a los archivos, y hasta del propio sistema operativo; Acceso que solamente puede ser liberado mediante el pago de un rescate.

Tercera línea de defensa: Al comenzar el proceso de reparación, apagar de inmediato el equipo. Esto al menos detendrá momentáneamente la encriptación. Como el bicho comienza a funcionar tan sólo reiniciar el equipo, es necesario entonces aplicar un disco de rescate o de inicio.

Es probable que se pierdan algunos datos.

Cuarta línea de defensa: Hay que tener al menos un respaldo en un medio externo al del propio equipo, por ejemplo: disco duro externo, almacenamiento en la nube, etc. Hay programas muy buenos y gratuitos para hacer respaldos de nuestros contenidos, uno de ellos es syncfolders.

Esta última línea de defensa permitirá poder restaurar nuestros contenidos en caso de haber sido atacados exitosamente por el ransomware.

lunes, 8 de mayo de 2017

El Alcatel Pixi 4 (50980 6 inches). Un celular interesante

Pues bien, con esto de la asunción de Iusacell por ATT, tenemos que había unos planes geniales, los cuales ya valieron y los actuales no son muy buenos que digamos. Mi anterior plan era de 299 pesitos al mes, con 2Gb de internet, redes sociales, llamadas y mensajes ilimitados.

Ahora por esos mismos 299 pesitos, sólo recibo 2Gb de internet, 1Gb de redes sociales (ambos consumos son independientes entre sí), y míseros 1000 minutos para llamadas o mensajes. Pedorros.

Actualización 1.- Después de haber hecho la renovación, hoy 17 de mayo resulta que por el mismo precio los minutos ya no son topados sino ilimitados. 

De todas las empresas de telefonía, ATT es la que más se defiende. Sus paquetes son más accesibles. Y pos renové el contrato con ellos.

Lo primero era ver que onda con el equipo. El antiguo Huawei G7 resultó ser una auténtica maravilla. Cero quejas de ese dispositivo. La renovación ofrecía un equipo nuevo incluido o un con pago diferencial. Por desgracia los Huawei estaban con un costo diferencial muy alto. El reemplazo que hallé fue el Alcatel Pixi 4 (50980).

Ya me había acostumbrado a la forma de funcionar de los Huawei, y cambiar de dispositivo tuvo sus complicaciones pues, aunque compartan sistema Android, cada marca pone su toque a los equipos.

Este Alcatel Pixi 4, cuesta en ATT solo 2754 pesitos, y el diferencial con mi plan fue de sólo 999 pesitos a pagar en 6 cuotas. Nada mal para un terminal con pantalla de 6 pulgadas reales. En la web hallarás cientos de sitios en los que gente "experta" "analiza" el equipo. Cada genio debate con otro y nunca dejan en claro el tema. Pero ojo: Aunque se trate del modelo Pixi 4 de 6 pulgadas, existen varias versiones. La de estos comentarios es la versión 50980.

Según la página de ATT (consultable al día de esta publicación), las características del equipo son: (A) Tecnología GSM/HSDPA/LTE; (B) Sistema Operativo Android 6.0.1; (C) Cámara 13 MP/Frontal 5 MP; (D) Pantalla de 6 pulgadas; (E) Memoria interna 16 GB Micro SD (expandible) hasta 32 GB; y (F) GPS, Wifi, y Bluetooth.

Actualización 2.- La calidad de las fotos y del vídeo es muy pinche, jodida, frustrante y decepcionante.  La luz led es muy pobre y fotos en oscuridad no salen. Pésima cámara.

Para el usuario común, basta decir que el terminal funciona bien, las llamadas son claras, tiene tecnología 4G (o LTE que para caso es lo mismo), la batería dura casi dos días enteros en uso normal (llamadas, acceso ocasional a la web, cero juegos y cero multimedia); las fotos salen bien pinches, nada espectacular. Con la batería en 5% carga completa en 5 horas; la carga en 3 horas es cuando la batería está al menos al 50%. Quizá es una forma para proteger la batería (las recargas rápidas truenan al poco tiempo a las baterías. Por eso siempre es mejor la carga lenta).

Actualización 3.- La batería no dura lo prometido. Los primeros días rindió, pero después ya no.  A las 19 horas (siete de la tarde) ya pide recarga y la carga toma 6 horas. Basura.

Es un terminal interesante, que vale la pena comprar.

Actualización 4.- No. No vale la pena comprar. Por favor, por el amor de Dios, no lo compres.


miércoles, 22 de febrero de 2017

Repuesto para la lima eléctrica Oster para las uñas del perro.

Una de las tareas de salud para los perros hogareños, es disminuirles las uñas al menos cada 15 días. Para esa tarea, está la clásica del cortauñas. Hay que tener paciencia y buen tino. Aparte de tener controlada a la mascota, por supuesto.

Con las perras no había mucho problema, ya que sus uñas son claras y permiten ver la venita. Pero el Raffles tiene las uñas negras, y la venita no se le ve. Aparte de que resultó bien chillón: durante el proceso chilla pidiendo socorro. 

Para eso de disminuir la uña, hallé una maquinita marca Oster que sirve para limar:


Este artefacto utiliza 4 baterías AA. No convienen las de paquete, sino las recargables. Las de paquete no duran 2 servicios (cada servicio es limar las uñas a los cuatro canes, 18 uñas por ejemplar, 144 limadas). Las recargables funcionan bien: se ponen a cargar la noche anterior, y por lo menos aguantan 300 ciclos.

Viene con su vástago, dos limas tambor o tubo de 80  y 120 granos, y una piedra esmeril. En el cabezal va una tapa de plástico con orificios de diferente medida, en donde se introduce la uña y la medida es la correcta para no lastimar la venita y hacer un buen desbaste. 

De preferencia se usa la velocidad baja. Es más tediosa pero más segura. La velocidad alta genera mucha fricción y calor, y eso estresa al animal porque siente la quemadura.

Sin embargo, las uñas de los perros son muy fuertes. El esmeril no funciona como se espera, y las lijas se acaban pronto:


A cierto uso (unas 400 limadas), los granos de las lijas se despegan y ya no funciona. Entonces, la cosa es conseguir los repuestos. Estuve mucho tiempo buscando las limas de tubo. Las busqué en tiendas de accesorios de veterinaria, en Internet, y no las hallaba. Luego, supe que ese tipo de limas son las que usan los equipos dremel.

Los dremel son equipos de mano que se emplean para dar acabado a superficies. El accesorio de "bandas de lija" se usa para dar terminaciones a trabajos de madera, principalmente.

Así entonces, la cosa fue buscar esas lijas para pulidora dremel. La que le queda a la limadora de uñas es la de 1/2, de 120 granos (mientras más alto es el número de granos, más suave al tacto es la lija y es más abrasiva).

Encontré en Mercado Libre México, los tubos de lija y el vástago o mandril. 20 lijas y el vástago salieron con todo y envío poco menos de 180 pesos.


Con las pilas recargables y las limas de repuesto, tengo para limar las uñas de los perros por al menos unos 9 o 10 meses. Quizá más.


En conclusión, para reponer los tubos de lima para ese modelo de lijadora o limadora de uñas Oster para el perro, se consiguen las que son para dremel, de 1/2 y de grano 120.

martes, 10 de enero de 2017

Adiós, Dish

Contraté Dish allá por abril o mayo de 2009, no me acuerdo bien. Se trataba de un servicio novedoso, y que tenía los contenidos de TV de mi agrado, además de pocos anuncios e infomerciales. Pasando el tiempo, se volvió muy chocante. 

Quitaron canales buenos y pusieron canales basura. Aumentaron los comerciales y cortaban la programación. Lo más irritante fue que se hizo comparsa de la campaña electoral de un agrio gobernador poblano, los comerciales de asepxia, y los cortos de un luisito sangrón.

Harto de eso, decidí dar por terminada mi relación comercial con Dish. Para ello, es necesario e indispensable leer y entender el contrato. Como ya había superado los 18 meses forzosos (condición de permanencia que debe ser prohibida por  la Ley), comencé a analizar el proceso de cancelación.

Lo primero, es entender cómo funciona eso de los cobros. La empresa cobra por mes de servicio vencido. En la página de Dish, en la sección de legales encuentras varios documentos. Destaca el llamado Código de Prácticas Comerciales. Dicho documento señala:

Apartado 9.5 - Ciclos de facturación _ Establece como tales, los días 02, 06, 08, 10, 12, 14, 16, 18, 22, 24, 26 y 28 del mes. Esas fechas son establecidas en el contrato, o el dato te lo dan en el teléfono de atención a clientes. Si tienes vinculado el cobro en el recibo telefónico de Telmex, verás el ciclo en la sección de servicios adicionales; por ejemplo, revisando varios recibos, obtienes el dato:

periodo 09/10-08/11
periodo 09/08-08-09
periodo 09/07-08/08

Así, se tiene que en mi caso, la fecha de corte es el día 08 del mes.

Apartado 16.1 - Vigencia - Dice que se prorroga el contrato por 6 meses más; Pero el contrato dice que se puede cancelar en cualquier momento una vez concluido el plazo forzoso. Lo que vale es lo que señala el contrato, si éste no dice nada de la prórroga, no pueden invocar eso para obligarte a permanecer con el servicio, y menos para seguirlo pagando.

Apartado 16.2 - Cancelación del contrato - Dice que la cancelación será efectiva 60 días después de la solicitud, debiéndose pagar los dos meses adicionales del servicio. Al igual que lo anterior, el contrato no dice nada de eso, por lo que la cancelación es efectiva de inmediato.

Como el servicio se cobra por periodo completo (en mi caso, del día 09 del mes anterior al 08 del mes siguiente) y no hay reembolsos parciales, lo procedente es hacer el proceso un mes antes. Así, realicé la llamada de cancelación al teléfono 01.55.9628.3474 el día 04 de diciembre.

Obvio, te ponen peros y trabas, te invocan el Código de Prácticas Comerciales para enjaretarte primero 6 meses de prorroga; luego salen con lo de los dos meses. Pero como yo ya había estudiado tanto ese código como el contrato, no pudieron argumentar la permanencia forzosa. Luego viene el convencimiento, ofreciendo sus "paquetes premium" y meses gratis de servicio. La cosa es estar firme en la decisión.

Así las cosas, quedó asentada la solicitud de cancelación. Es indispensable pedir a la persona que atiende, su nombre y el número de folio de cancelación. Hecho lo anterior, se convino entonces que el servicio concluiría el 08 de enero siguiente, teniendo la empresa 5 días hábiles para recoger el equipo (antena, tarjeta, decodificador y control remoto); y de no ir por las cosas, se debe reiterar la petición al teléfono de cancelación.

Por si las dudas, envié además un mensaje por correo electrónico a la dirección contacto.ejecutiva@dish.com.mx , con la siguiente información:

∙ Motivo por el cual se desea rescindir el contrato;
∙ Nombre completo;
∙ Número de subscriptor o cliente; 
∙ Número de receptor;
∙ Número de tarjeta inteligente;
∙ Nombre de la persona que te atendió y el número de folio de cancelación;
∙ Número de folio de contrato, y
∙ Fecha de corte.

De igual manera, llamé al teléfono de cancelación, verifiqué que hayan recibido el mensaje, y pedí el nombre de la persona que me atendió.

En mi caso, recibí un mensaje de texto de la empresa, el día 07 de enero de 2017, en donde me indicaban que pasaría el técnico por las cosas el día 09 de enero. Y el día prometido, llegó el técnico, revisó las cosas y me entregó mi hoja de cancelación.

Por la fecha de corte, y al estar vinculado el cobro en mi recibo de Telmex, el último pago se reflejará en mi recibo del mes de febrero de 2017.

Y, pues así las cosas, ya ha sido formalizado mi divorcio con Dish. Sin tanto lío.

Gracias por todo, Dish.

lunes, 2 de enero de 2017

La aerodinámica en los cascos de motocicleta.

Cuando reinicié mis andares en motocicleta por carretera, primero en la Yamaha Maxim y luego en la Suzuki Vstrom, usaba el confiable casco Grex RF2. Muy cómodo pero ya en altas velocidades (entre 100 a 130 kph) la corriente de aire hacía bambolear mi cabeza y ya en cierto momento eso resultaba incómodo.

Al pasar casi 3 años de haber comprado el Grex RF2, adquirí el Grex Kinetic, el cual como casco nuevo, tiene sus ventajas. Pero algo que trae y que definitivamente es la diferencia, es un pequeño apéndice en la parte posterior:

A la izquierda, el Grex RF2; a la derecha, el Grex Kinetic

Ese pequeño spolier o alerón, tiene en principio la función de expulsar el aire caliente del interior del casco, además de resultar estéticamente agradable. Pero su trabajo es más importante de lo que parece.

En el sitio caranddriverthef1.com, explican la tarea que tuvieron los técnicos para resolver el problema de vibraciones que presentaba el casco del campeón de motociclismo Jorge Lorenzo. Descubrieron que detrás del casco de serie, se generaban recirculaciones y turbulencias al ir en marcha. La solución que hallaron fue adicionar un pequeño alerón en la parte trasera del casco, lo que supuso la eliminación de las turbulencias así como una reducción de la resistencia aerodinámica, logrando con ello una velocidad punta de 5 kilómetros / hora mayor.

Personalmente puedo afirmar que, ese pequeño alerón, efectivamente elimina la turbulencia al ir en marcha. El bamboleo de la cabeza es prácticamente nulo haciendo los viajes más cómodos.

Casco Grex RF2 sin alerón.

¡La maravilla que puede hacer un pequeño apéndice colocado estratégicamente en la parte trasera del casco!

Casco Grex Kinetic con alerón en la parte posterior.

He rodado entre 100 a 190 kph, y las turbulencias son casi nulas. El alerón no lo he visto en otros modelos de casco de diferentes marcas y precios. Es curioso que cascos de clase premium (los que cuestan más de 5 mil pesos mx) carezcan de ese alerón de serie.

Lo que no puedo afirmar es que haya alguna ganancia de velocidad punta. Ya con que las turbulencias y el bamboleo se neutralicen es ganancia.

Mi recomendación, es adquirir cascos con alerón siempre y cuando hagas rutas en carretera y a velocidad permitida; o bien, preguntar a tu vendedor si cuenta con ese aditamento como accesorio.

Vale la pena hacer esa inversión.

domingo, 4 de diciembre de 2016

Ay, nissan mexicana, ya ni la amuelas

Pues bien, recibí una carta de nisasan mexicana. Con letras grandes, muy grandes, bastante grandes, dice: "Gracias por ser parte de nuestro camino - reservado para tu nuevo nissan". Se trata del famoso bono de lealtad.

¡Wóoorales! Me emocioné mucho. Pensé que me habían seleccionado para algún premio, una magnífica promoción, o un muy buen descuento para comprar coche nuevo. Y abrí el sobre. ¡Oh, desilusión!

(letra grande) "Reconocemos tu preferencia" (letra chica) "con un bono de $2,000 hasta $10,000"

Ya valió madre todo, lo que se dice todo. Y con letra aún más chica sólo visible con lupa, explican que te dan el bono dependiendo el modelo (costo) del coche a comprar. ¡Ah! Pero el bono sólo se puede usar en compras de riguroso contado (excluyen compras con tarjeta de crédito, tarjeta bancaria, crédito automotriz o transferencia); para pagar las comisiones si se compra mediante credinissan (la financiera propia de la marca), o para pagar subastas en sicrea (la compra de coche por suscripción autofinanciamiento).

M'ta madre...O sea, que las posibilidades de usar ese recurso son muy bajas y condicionadas a aplicarlo únicamente con servicios de la empresa. Bueno. Lo peor viene acá:

La carta tiene una lista de modelos y el monto a aplicar del jugoso bono. Obvio, los que reciben el monto mayor, son los vehículos de más de medio millón de pesos, y en el caso del Tiida, sólo dan pedorros dos mil pesos.

Vamos, te quieres comprar un Versa o un March o un Sentra. Te dan 3 mil pesitos. Con eso no alcanzas a pagar ni las comisiones de credinissan ni adelantar un pago para la subasta. Vamos a suponer que te los quieres ahorrar del pago de contado. ¿Quien en su sano juicio va por la calle con más de 150 mil pesos en efectivo? Y aún así, las agencias andan escasas de carros, porque jamás hay el que tú quieres. Sólo hay el que te quieren vender. Veamos esta situación ficticia:

-Señor, buenas tardes. Tengo en este portafolio $178,900.00 mxn para comprar el Versa austero, el más baratón de la línea. Y traigo mi bono de lealtad para obtener mi jugoso descuentototote de tres mil pesotes para pagarles solo $175,900.00 mxn. Lo quiero en color plata.
-Huy amigo. Dése color no hay. Solo hay blanco, y rojo burdeos.
-¿Y para cuando tienen el plata?
-Tal vez para febrero o marzo..
-Pero el bono solo vale hasta el 2 de enero...
-¿Por qué no se lleva el blanco? ¡Está retechulo de bonito!
-Uh, no. Mejor veo otras opciones...
-Bueno, si no va a comprar lo que yo le vendo, ¡lárguese de aquí y no vuelva jamás, muerto de hambre!

He sido cliente de la marca desde 2003, cuando compré mi primer carro nuevo, un Platina; luego en 2009 compré el Tiida. Siempre he llevado los carros a servicio a la agencia. 16 años de cliente de la marca y su bono de lealtad me parece grosero. Y no dudo que haya personas con más años que yo con la marca. También a ellos les ha de parecer una bofetada ese bono de lealtad.

Con las condiciones que ponen para aplicar ese bono, mínimo debiera ir de los 10 mil a los 25 mil pesos. Con bono así, que se supone que va para clientes selectos, mañana mismo iría por un carro nuevo.

Pero así, pos no.

miércoles, 26 de octubre de 2016

Mica de repuesto para el casco Caberg Duke

Para el casco Caberg Duke, la mica de reemplazo es la número 052547, viene clara.


 En el empaque, el código es A6480D8


Adquirí tanto la mica como el Pinlock en motorush; es un sitio web mexicano de venta de accesorios; tienen buen surtido y es segura la compra, ya que admiten pagos con paypal. Paypal garantiza que, si la compra no llega o es defectuosa, puedes pedir el reembolso.